Estrategias de marketing digital: qué son y en cuáles invertir

Las estrategias de marketing digital son imprescindibles para toda marca que quiera sobrevivir en un mercado altamente competitivo. Otras estrategias de mercadotécnica complementarias son la publicidad en medios de comunicación, el trade marketing, el marketing directo, el street marketing o el patrocinio. Pero hoy nos queremos centrar exclusivamente en las que tienen lugar en el entorno online.

Al tratarse de un medio relativamente nuevo y en permanente cambio, las posibles combinaciones de estrategias son prácticamente infinitas. El límite solo está en la imaginación (y, por supuesto, en el presupuesto). Por esta razón, el marketing digital suele despertar falsas inseguridades en las empresas, indecisas sobre cuánto dinero invertir, dónde, cuándo y por qué.

Facilita mucho la tarea acotar las opciones más exitosas y llamar a cada cosa por su nombre. Por ejemplo, en este artículo veremos que no es lo mismo el canal digital que la estrategia de marketing digital. El canal o medio que utilicemos no es una estrategia en sí. Es decir, que tu marca tenga presencia en redes sociales no significa que necesariamente ya esté adoptando una estrategia de marketing. Para que esta exista, es precioso haber definido objetivos, tener un propósito alcanzable, planificar acciones en base a esos indicadores de cumplimiento y revisar resultados.

Aunque ya conozcas el significado de “las cuatro P’s del marketing” o de “ los objetivos SMART”, recomendamos que no seas impaciente y revises toda la información de este artículo.

  • Qué son las estrategias de marketing digital.
  • Principios básicos para definir una buena estrategia de marketing digital.
  • Principales canales en los que aplicar estrategias de marketing digital.
  • Estrategias de marketing digital más exitosas.

Recuerda que en los matices está la clave del éxito para tu marca.

Qué son las estrategias de marketing digital

Las estrategias de marketing digital permitan a una empresa incrementar las oportunidades de venta aprovechando de la mejor manera sus recursos disponibles y obteniendo ventaja frente a sus competidores. Para llegar a encontrar ese eje diferencial que hace que la rueda funcione, el marketing debe estar basado en el plan global de negocio.

Aunque hablamos de ventas, es importante distinguir entre estrategia de marketing y estrategia comercial. La estrategia de marketing busca generar oportunidades de mercado, mientras que la estrategia comercial o de ventas aprovecha estas oportunidades con el fin de generar ingresos para la empresa.

Principios básicos para definir una buena estrategia de marketing digital

Si no has trabajado previamente las “cuatro P’s” de tu marca o producto, no quieras correr. Implementar estrategias de marketing sin haber estudiado correctamente los cuatro atributos más importantes de tu producto o productos será costos y frustrante. Por lo tanto, debes primero estudiar y definir convenientemente lo siguiente:

  • El producto. Parece una obviedad, pero no es tal. Tener bien definido un producto implica conocer su ciclo de vida, como se diferencia de la competencia, haber trabajado el branding, el packaging y todos los aspectos que inciden en la motivación del cliente potencial. De lo se trata es de atender sus necesidades para impulsarle a la compra.
  • Su precio. Sin duda, este es uno de los atributos más difíciles de asignar al producto, pues implica tener en cuenta múltiples variantes como: los costes de producción, la competencia, el poder adquisitivo del cliente potencial, la demanda, el margen que necesitamos para seguir haciendo evolucionar nuestro negocio, etc. Una vez más, definir el precio de un producto no es tarea fácil ni que se pueda improvisar.
  • Su punto de venta. Es decir, el canal o canales a través de los que el producto llega al cliente final, incluyendo puntos de venta físicos y online.
  • Su promoción. Íntimamente ligada a las tres anteriores P’s, ya que las acciones de promoción que tu empresa realice para dar a conocer el producto tendrán que tener en cuenta el posicionamiento de la marca, su precio y los canales a través de los que esta se distribuye.

Una vez que tengas perfectamente definidas las cuatro P’s, llega el momento de establecer objetivos. Para que estos sean válidos deben de ser SMART, que son las siglas de: Specific (específicos), Measurable (medibles), Achievable (alcanzables), Relevant (relevantes) y Time-bound (con fecha límite).

Tenlo claro: no hay estrategia de marketing sin estos ingredientes previos.

 

Canales principales en los que aplicar estrategias de marketing digital

Listamos aquí los principales canales en los que puedes aplicar estrategias de marketing digital. No necesariamente tienes que utilizarlos todos, se trata de elegir y priorizar los más adecuados para tu marca en el momento presente, pero siempre con pensamiento a medio-largo plazo.

  • Redes sociales: Instagram, TikTok, Facebook, Twitter, Linkedin, etc.
  • Repositorios de vídeos: YouTube, Vimeo, Twitch, etc.
  • Webs corporativas: webs informativas, tiendas online, portales de formación, etc.
  • Blogs: generalmente integrados en la web corporativa, pero no necesariamente.
  • Buscadores: se controla desde la propia web y desde herramientas que ayudan a mejorar.
  • Canales de otros: webs de afiliados (personas o marcas que comparten información sobre tu marca), directorios, etc.

Para decidir si decantarte por uno u otro canal, o para determinar por dónde empezar, debes analizar tus objetivos SMART. Por ejemplo, un objetivo puede ser aumentar las visitas a tu web, para lo que puedes utilizar campañas de tráfico en redes sociales o estrategias SEO/SEM a través de marketing de buscadores. Recuerda, el mero hecho de estar presente en estos canales no implica que estés utilizando estrategias de marketing digital. Buscamos presencia con sentido, como vemos a continuación.

Estrategias de marketing digital más exitosas

Inbound marketing

Seguro que en más de una ocasión has buscado información sobre una materia concreta y has llegado a una web en la que te ofrecen un contenido descargable que te enviarán al correo. Pues bien, esto es inbound marketing: la estrategia que busca captar la atención del cliente potencial sin interrumpir o invadir su experiencia.

La clave del inbound es que sean los clientes potenciales quienes encuentren la marca, y no al contrario. El contenido de valor servirá como incentivo para ellos y a partir de este intercambio podrás empezar a construir una relación de marca. El fin último de toda estrategia de inbound marketing es que esa primera interacción natural termine convirtiéndose en una compra con el paso del tiempo, de forma natural y no invasiva. Se realiza por lo tanto a través de los canales en los que está presente tu público (blogs, redes sociales, plataformas de vídeo, etc.).

El concepto opuesto al inbound marketing es el outbound marketing, estrategia tradicional de corte intrusivo, que interrumpe en todo momento la experiencia del cliente potencial para hacerle llegar tus productos o servicios. Si quieres más información sobre esta exitosa estrategia de marketing, te recomendamos nuestro artículo Qué es el inbound markteing.

Marketing de contenido

Dentro del inbound marketing se ubica el marketing de contenidos, consistente en crear contenido de interés o valor para el cliente potencial. Este contenido puede ofrecerse en formato blog, vídeo, audio o con cualquier otro tipo de formato que logre afinidad entre tu cliente y la marca. El inbound marketing no podría existir, por lo tanto, sin el marketing de contenidos.

Storytelling

Esta estrategia de marketing digital consiste en crear historias apasionantes que logren conectar con tu público y transmitirle los valores de tu marca. Pueden ser, por ejemplo, historias humanas o de superación, de misterio, comedia… cualquier tipo de narrativa que permita enganchar emocionalmente a tu cliente potencial. En definitiva, el storytelling es una formula muy acotada y específica de marketing de contenidos.

Email marketing

Es una de las estrategias de marketing digital más antiguas y también de mayor éxito por su capacidad para llegar de manera directa al cliente potencial. No obstante, para poder alcanzar esta fase en la que el público objetivo se interesa por tus emails, debes pasar previamente por otras estrategias de contenido.

En la época de la sobreinformación seleccionamos qué información desdeñar y con cual quedarnos. Es difícil captar la atención directa a través del email, pues si el cliente no tiene una relación previa con la marca podrá considerar sus informaciones spam. No obstante, una vez que existe cierta reciprocidad, el mail aporta un alto porcentaje de efectividad. Si estás interesado en implementar estrategias de email marketing, te recomendamos nuestro artículo Cómo hacer una newsletter efectiva. 

Retargeting

Una de las fórmulas más inteligentes de maximizar el impacto de tus campañas es recurrir al retargeting. Esta estrategia de marketing consiste en mostrar tus anuncios publicitarios (a través de Google o de las redes sociales, por ejemplo) a aquellas personas que ya han mostrado un interés previo por tu marca.

SEO (Search Engine Optimization)

Como su nombre indica, esta estrategia consiste en llevar a las primeras páginas de los buscadores los contenidos de tu página web. Por norma general, toda estrategia de SEO define objetivos a meido-largo plazo. El propósito es obtener visibilidad y tráfico constantes para tu web. Si buscas información más específica, te recomendamos nuestro artículo sobre Tendencias SEO 2022.

SEM (Search Engine Marketing)

Si usamos el término SEO para referirnos exclusivamente al posicionamiento orgánico, el SEM se usa para hablar de posicionamiento de pago. En pocas palabras, consiste en pagar a buscadores como Google para que nuestra página aparezca en los primeros resultados. Son métodos SEM la optimización del motor de búsqueda, el pago por la colocación en buscadores y la publicidad contextual de pago. Para más información, consulta nuestro artículo Ventajas del posicionamiento SEM.

 

Ahora ya conoces las principales estraetgias de marketing digital o las que son más utilizdas por las marcas hoy en día. No obstante, existen otras muchas variantes como la publicidad en redes sociales, el marketing de afiliados, el account-based marketing y un largo etcétera. ¡Te animamos a explorar en internet distintas opciones y a aplicar la creatividad hasta dar con la clave para tu negocio!

Por 30pxPublished On: abril 2, 202230pxCategorías: Marketing30px

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tus redes sociales!

¿Necesitas externalizar el departamento de marketing?

Un departamento de marketing externo, versátil, integrado y personalizado.

Implementando la externalización del departamento de marketing y comunicación con nosotrosla empresa podrá enfocarse en su negocio pudiendo así despreocuparse de procesos auxiliares, optimizando recursos.

CALCULAMOS TU FEE MENSUAL

Escríbenos y descubre las ventajas del Departamento de marketing Externo de REDKOROKO.

¿Hablamos?